jueves, 23 de enero de 2014

Presagio

No me volverás a ver.
Tus ojos jamás sabrán 
dónde me encuentro.
Cosecharás mi sombra
que vagará eternamente
en tu recuerdo
y ahí se quedará 
como un castigo.

Poco a poco
mi imagen estrujada
se irá desvaneciendo
y quedará vacío todo esfuerzo
de reconciliación.
Los muertos jamás regresan
...yo no seré la excepción. 

5 comentarios:

  1. Me gustó Denisse. El final me encantó: majestuosamente duro...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Sensacional, como siempre. Se te echaba de menos, Denise, un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias por siempre leerme querido Alfredo. Un abrazo.

      Eliminar
  3. es un poema con mucho sentimiento , triste y sincero . Me gusto mucho la forma de expresar esa forma de olvido
    un saludo
    mery

    ResponderEliminar