martes, 1 de octubre de 2013

Un suspiro tuyo

He perdido el camino 
con tanta frecuencia
que he olvidado 
todas las respuestas.
Entonces,
como un milagro
el primer rayo se sol
ilumina tu rostro adormilado.
Extiendo mi mano 
para tocarte sin que despiertes.
Todo queda claro.
La razón.
El desquicio.
La locura.
El equilibrio.
Un suspiro tuyo y resucito.

3 comentarios: