martes, 24 de septiembre de 2013

Todo se salva

Me gusta 
cuando la gente
sueña en mi casa.
Cuando estaciona 
su mirada
en el silencio
de un corazón abierto.
Entonces callo,
y contemplo
y sonrío
por la posiblididad 
de ser contagiada 
por el optimismo.
La realidad se desmorona
pero por un segundo, 
no importa.
Todo se salva.
Dios no se mueve.

6 comentarios:

  1. Los sueños y el optimismo no hay que dejarlos escapar, aunque aparezca sólo unos segundos...y no importa que desaparezcan...esa sensación de paz y bienestar que por décimas de segundo hemos percibido, son las que perduran por más tiempo.
    Abrazo enorme querida Denisse !

    ResponderEliminar
  2. Soñar
    estacionar
    contemplar
    reir
    posibilidad
    optimismo

    pero dios,
    el dios de las cosas

    baila.
    Bonita salvación
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado el poema Denisse, pero el final me ha gustado especialmente:
    "Todo se salva
    Dios no se mueve"
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Todos se salva. Disfruto leyéndote. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Todos se salva. Disfruto leyéndote. Un abrazo.

    ResponderEliminar